Simpleza (Regulus x Yato)

Título: Simpleza.

Pareja: Regulus x Yato (Sí, Regulus x Yato XD)

Género: Comedia. Shonen-ai.

Autora: Circe de Eea.

Dedicatoria: A Yebin, por ser otra loca que gusta de estos dos. Yeah! El Fandom de Regulus x Yato tiene… DOS miembros! XD

Clasificación: Vamos, es el blog de Akira. Si andas por acá, sabes que esto está lleno de Lemon.

Simpleza.

Santuario, Grecia; 1741.

−Yato…Yato… −Llamó en un susurro a su compañero que dormía boca arriba en la cama continua, enredado en la maraña de mantas y sábanas−. Vamos, despierta…

−Hmmm. −Se removió unos instantes para luego volver a normalizar el rítmico sonido de la respiración.

−Vamos, Yato. −Le remeció una vez más en medio de la penumbra−. Despierta.

−No jodas, Regulus. −Contestó mientras se limpiaba la saliva que se había acumulado en la comisura de la boca, producto del sueño−. Estoy durmiendo, idiota.

Regulus volvió a sacudir a su compañero, a la vez que este se escondía más profundo en medio de las mantas, buscando escapar a los ruegos de su amigo. Por otra parte, el pequeño rubio jalaba las sábanas para sacar al otro niño de su tibio nido en un forcejeo sinfín, el cual desde las últimas dos semanas se había transformado en una costumbre. De todas maneras, Regulus sabía que Yato -tarde o temprano- terminaría por ceder. Pero ¿Cómo había empezado todo eso?

*Hace dos semanas*

En medio de la pequeña barraca que compartían con otros aspirantes a santos, Regulus había despertado en mitad de la noche preocupado por algo que no entendía. Había intentado preguntar acerca de ese asunto a algunos adultos, pero lo único que conseguía eran respuestas escuetas como: “Es propio de la edad”, “Estás creciendo” o la clásica pero nunca bien ponderada: “Eso ya deberías saberlo”, las cuales no ayudaban mucho a la “emergencia” ante la cual se encontraba. Y es que una parte de tu cuerpo de pronto cobre vida propia, es una real emergencia. Bueno, en realidad no lo es, pero para un niño de 13 años, sí.

Por ello, aquella noche decidió tomar el asunto en sus manos (más tarde se daría cuenta qué tan literal sería eso del “asunto en sus manos”) y considerando que le habían dicho que era algo propio de su edad… ¿Qué mejor que comentarlo y buscar consejo en alguien, precisamente, de su edad?

Con la decisión ya tomada -y la pija bien parada- se deslizó hasta el lecho continuo en búsqueda del asesoramiento idóneo para tamaño aprieto.

−Yato, despierta. −murmuró casi chocando con el oído de su compañero.

−Te…te venceré…espectro. −Alcanzó a escuchar antes que Yato diera media vuelta, llevándose consigo las mantas de cama, dejando parte de su cuerpo al descubierto.

−Yato, despierta. −Insistió−. Es una emergencia.

−¿Eh? −Abrió con desgano los párpados−. ¿Regulus? ¿Qué carajo…?

−Yato, ayúdame. Es de vida o muerte. Ya no sé qué hacer.

−¿Tiene que ser ahora? −Miró de reojo hacia la ventana, bostezando−. Aun es de noche, Reg.

−Sí.

Fue entonces cuando Regulus procedió a explicar cada una de las cosas que le pasaban nocturnamente hace un par de semanas. Cómo había comenzado a despertar con su… “cosita levantada”, y que últimamente ya le estaba doliendo. Yato lo miraba con un rostro entre extrañeza, aburrimiento y asombro, todo mezclado. No podía creer que tenía a su camarada, amigo de aventuras y casi hermano allí sentado en los pies de la cama explicando cosas tan íntimas como esa. Pero lo que más le asombraba es que no hubiese encontrado la solución para todo ello por sus propios medios (como él) y en vez de eso hubiese recurrido a varias personas preguntando sobre eso, fallando miserablemente en cada uno de sus intentos. Después de escuchar pacientemente el pequeño discurso acerca de “lacositalevantadaqueduele” de Regulus, ya sabía perfectamente como ayudarlo.

−Jálatela. −Fue la simple respuesta que dio el niño para luego acomodarse en su pequeño nido y volver a cerrar los ojos.

Regulus lo meditó un momento, cavilando si era bueno eso de “tirársela” para que dejara de doler. Incluso lo intento, pero el dolor aumentaba. Por ello concluyó que algo había entendido mal.

−Yato… ¿Cómo me la jalo? −Volvió a interpelar−. Es que si me la tiro, duele más.

−No, idiota. −Yato no podía creerlo, la inocencia de Regulus rebasaba los límites humanos−. Tienes que agarrarla con la mano y moverla de arriba abajo…

−¿La pija? −Por la cabeza de Regulus ya pasaba la idea de que eso de “jalársela” tenía que ver más o menos con subir y bajar la… ermm… “cosa”.

−No, la mano. −respondió en un bufido.

−Pero lo que me duele es la pija, no la mano.

−Eres insoportable, ¿sabías? −Aunque debía reconocer que la situación le causaba gracia. Regulus era el niño genio del Santuario, hace tiempo que ya no entrenaban juntos y los únicos momentos que compartían eran aquellos dedicados al descanso. Siempre estaba a su sombra, siempre un paso atrás (o dos, o tres… más bien como mil pasos atrás, si lo pensaba bien) y esta era la primera vez en mucho tiempo que sabía algo que Regulus no. Era la primera vez que recordara, que Regulus lo necesitaba. Habría sido hasta lindo si el tema en cuestión no fuera… este… erm… cofcoflapijadeReguluscofcof. En fin, ya estaban allí−. Si te muestro como se hace, ¿me dejarás dormir?

No fue necesaria una respuesta, la sonrisa de Regulus y sus ojos brillantes lo dijeron todo. Se levantaron sigilosamente con el fin de salir de la barraca. Afuera hacía un frío que calaba los huesos, pero hasta el más retardado mental sabría que no es buena idea ponerse a dar clases de masturbación en un cuarto lleno de jóvenes. Esperen un momento, ya habían tenido una clase teórica de “cómo jalarse la pija en ochos pasos” dentro de la barraca, entonces dejémoslo en que “no es una buena idea tener clases PRÁCTICAS de masturbación dentro de un cuarto lleno de jóvenes”.

Buscaron un lugar no muy alejado, en donde estuvieran protegidos del viento nocturno y donde llegara un poco de la luz de la Luna. Dentro de la cabeza de Yato algo hizo “clic”, sintiendo que todo aquello tenía hasta un toque de romanticismo, ante lo cual la única palabra que vino a su mente fue: “marica”. Observó la Luna una vez más: “marica”. Sintió la brisa suave: “Marica”. Miró de reojo a Regulus y su “cosa” levantada: “M-A-R-I-C-A”.

−Yato, ¿Estás bien? −Regulus lo sacudió, viendo que la tez de su amigo se tornaba pálida, casi entrando en pánico.

−Ma-ri-ca. −Fue el balbuceo de Yato.

−¿Eh?

−Nada. −Hizo a un lado los pensamientos que le asaltaban y prosiguió con su misión, como un verdadero Santo de Athena debe hacerlo−. Deja que te muestre como se hace, así me podré ir a dormir.

Introdujo la mano dentro del pantalón del pijama para graficar a lo que se refería antes con “moverla de arriba abajo” y “bajar el forro”. Regulus miraba con los ojos muy abiertos, expectante y maravillado con lo que veía. Sólo que a los pocos segundos Yato entró en cuenta de que algo no estaba bien: “El Gran Yato” no se levantaba.

−¿Sucede algo?

−Tengo un problema, Reg. −Se sintió avergonzado, no sabía por qué pero lo estaba−. No se quiere levantar y si no se para, no podré mostrarte cómo se hace.

−¿Por qué no se te levanta? −Dijo su amigo−. ¿Estás enfermo?

−No es eso, es que me la jalé antes de ir a dormir. −Respondió−. Y esto funciona así, una vez que te la jalas, no se levanta tan fácil después.

Pasaron unos minutos de silencio, en los cuales ambos parecieron quedar de mutuo acuerdo en que lo mejor era irse a dormir, e intentarlo de nuevo otro día. Pero, a Regulus le seguía doliendo, fue allí cuando pareciera que una musa del Olimpo hubiese susurrado en su oído la respuesta a la encrucijada. ¿¡Cómo no se les ocurrió antes!?

−¡Yato! ¡Jálamela tú a mí!

−¿¡QUÉ!? − “¡MA-RI-CA!” fue lo que el cerebro de Yato interpeló a toda voz dentro de su cabeza.

−¿No lo ves? Es perfecto. −Claro que lo era, dentro de la mente de Regulus−. Así me enseñas cómo se hace y al mismo tiempo me deja de doler.

−Tienes un buen punto, mi estimado camarada. −¡NO, MA-RI-CA!, protestó el cerebro de Yato−. Pero… No lo har… −Demasiado tarde, bastó con que Regulus escuchara la primera frase para que tomara la mano de Yato y la pusiera sobre su… erm… ya saben.

−Sólo esta vez, ¿Síiii? −Rogó el joven rubio, sintiendo que el toque de la mano fría sobre él le aliviaba y le producía un pequeño hormigueo en el bajo vientre.

−Está bien, pero te mato si le dices a alguien. −Masculló mientras sus manitas hacían el trabajo engorroso y por dentro se seguía gritando: “¡¡Le estoy tocando la pija a Regulus!!” −. ¿Cómo se siente? Fíjate bien cómo lo hago.

−Mjum… −Era el único sonido que podía replicar Regulus. Se sentía bien, dolía pero de una forma… placentera. Tanto que ya había cerrado los ojos y apretaba débilmente los labios.

−No cierres los ojos, idiota. −le replicó Yato−. Así no podrás… −De improviso algo que no tenía pronosticado sucedió−. ¡No!

−¡Ay! ¡Me apretaste!

−¡”El Gran Yato” se levantó! ¡Soy un maldito marica!

−¿”El Gran qué…”? −Regulus entendió a qué se refería cuando vio a su amigo mirando su propia entrepierna y notó un bulto en ella. Fue entonces cuando estalló en carcajadas−. ¡Jajajajajaja! ¡No me digas que… ja… le pusiste… ja… nombre a tu… pi…jajajajajajaj! ¡No jodas, Yato!

−¡No te rías, tarado! ¡Es de HOMBRES ponerle nombre a tu “amigo”! −Pero Regulus no entendía razones, su risa no podía parar.

−Sí, claro. “Gran Yato”.

−Jódete, Regulus. −Por un momento se sintió traicionado. Su amigo se estaba riendo de él. Pero lo que más le molestaba de la situación era el haberse excitado al oír los pequeños quejidos de su compañero. Eso no estaba bien, no era de HOMBRES.

−Espera, Yato. −El cuerpo de Regulus se movió solo. No fue algo premeditado mas se había aferrado fuertemente de la espalda de Yato, aprisionándolo entre sus brazos−. Lo siento.

−Déjame solo. −Intentó zafarse del agarre, a lo cual su amigo respondió tomándolo aun más fuerte.

−Lo siento. −Las palabras cayeron lentamente sobre la breve separación entre el cuello y el hombro de su acompañante−. A veces no sé interpretar lo que sienten las personas. Perdóname, no quería hacerte daño.

−… −Yato no podía responder ante eso. Era una mixtura de sensaciones y sentimientos. Por un lado se sentía bien, pero por el otro sabía que no “estaba” bien. Aun así no detuvo a su amigo cuando este introdujo la mano dentro de su pantalón y empezó a practicar lo que había aprendido hace tan sólo unos minutos−. ¿Q–qué haces?

−Sé que fue vergonzoso para ti. −Era así de simple−. Así que déjame compartir esa vergüenza contigo ahora, ¿sí?

Y esa misma simpleza se había repetido por las últimas dos semanas. Simpleza e inocencia, el pequeño espacio entre la niñez y la madurez.

*De vuelta al presente*

−Yato, despierta. −Un nuevo ruego.

−¿Tantas ganas tienes?

−No, pero… −No pudo terminar la frase.

−Se acerca el día en que te irás… −No quiso quebrarse. Mas sabía que tarde o temprano el día en que Regulus ya no habitara allí junto a él terminaría por llegar.

−Sí.

−Está bien, vamos al campo…

Vamos al campo

—————————————-

Comentarios Finales:

Creo que nunca en mi vida había escrito tantas veces la palabra “pija” en un mismo word XD

Yo AMO esta pareja, y no sé por qué nunca había escrito algo de ellos (Bueno, Akira sabe que soy una pinche floja que se las tira y no escribe casi nunca), pero hoy mi amigaza (sau) me comentó de otra chica que le gustaban estos dos juntos y es justamente lo que yo necesitaba para escribir de ellos (Que Len nunca vea este fic, sino me matará por no escribir de “leeendos”).

No sé, Regulus y Yato son tan tarados y cute juntos que se me hace fácil escribir de ellos. Quizás Regulus es un poco más complicado de tratar por si sólo, pero al lado de Yato las cosas entre ellos se dan tan naturales, simples e inocentes que no importa nada más.

Como la mayoría de mis fics, iba a tener otro final. Pero como bien sabe Akira, siempre me termino desviando y la cosa termina en angst. ¡Juro que esa no era la intención esta vez!

Anuncios

7 thoughts on “Simpleza (Regulus x Yato)

  1. ¡¡¡Jajajajajaja me has matado de la risa con este fic!!! Y es que justamente ellos dos no pueden ser de otra forma más que esa amistad de complicidad intima e inocente que se llevan dos nene. ¡¡Me has matado!!

    Me rei un monton con Regulus intentando entender y Yato tratando de ser más gráfico y cuando estaban afuera y todo el ambiente le olio a Ma-Ri-Ca me estaba cayendo de la risa. ¡¡¡Más con la proposición inocente de Regulus!!!

    El final, me encantó y es porque muestras algo del personaje super importante, que regulus no comprenda muy bien los sentimientos de los demás y si, quedo digno para una buena conitnuación. Nos la regalaras ¿si?

    Como te dije por MSN, tener un escrito de tu pluma aquí para mi es un honor, porque tu eres una de mis fanficker favoritas. ¡¡Gracias por traernos este fic!! ¡Y no seas floja y escribe más del Cid!

  2. ok,creemé que en priner lugar,como le dije a aki,me emociona que ahora seamos dos en el fandom de yatogus lol! jajaja! y mas alagada estoy de saber que me dedicaste este fic linda! (cerebro de yeb:MA-RI-CA!!) y dioses! jamas habia disfrutado tanto de la ingenuidad regulezca o a yato intentado sacarselo de encima! XD me gustan estos dos por la misma razon que lograste explicar en el fic,lo pesado e inocente de reguneitor,la apatia medio protectora del gran yato y la relgcion de complicidad curiosa e intima que comparten.
    muy buen trabajo! te cuento que voy a hacer la version manga de esto lol si me das permiso n.n!
    bien! gracias por dedicarmelo y muchas mas por dedicarmelo! y a aki por el lugarcito! lol
    besitos y abrazos! (MA-RI-CA!)
    yeb ❤

  3. Le haras manga!!! Dioses!!!! Doujinshi Regulus x Yato DIOSES!!! Quiero ver eso!!! quiero ver eso!!! si es de tu mano sé que saldra genialísimo!!! xDDDD Jajaja me emocioné y no es mi pareja favorita!!! xDDDDD

  4. dioses jaja que hermoso me mato de risa el marica
    pero esta super genial nuca avia imaginado esta pareja
    pero esta de lujo
    un exito mas a tu foro angar
    felizidades
    me encanto el marica y el pija
    jjaja
    los niños precoses
    imagina si uviera vividoa alcasar los 20 años
    uviera arasado con medio santuario no ueviera quedado un solo macho virgen
    jaja
    saludos y que tengas un buen dia y mucha salud

  5. Omñomñom… XD!

    Gracias por los comentarios, chicas ^^
    Este fic salió de una patada y sólo porque Akira me comentó que Yebin quería fic de ellos dos y no se le ocurrían ideas XD. Así que salí de mi hibernación de fin de verano y me jalé el fic XD

    ¿Doujinshi de mi fic? Me siento alagada… Ni en mi sueños más fumados me imaginé que alguna vez las pendejadas que escribo se convertirían en dibujo XD Espero con ansias ese Dream Collab XD

    Pd: MA-RI-CA!

  6. Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!! LO AMO LO AMO ! y a ti te odio ¬¬ .. ahora tengo una sebera obsecion por una pareja sin fandom xD ! mierda D: y ahora que hago yo? TwT *lloriquea*

    Aaww el fic es muy gracioso, ambos son demaciado tiernos -quitando que lo que hacian era bien perver o.ó – aun asi ¡Reg es lo más tierno! pobrecito el no tenia idea que eso era de M-A-R-I-C-A ! pero es que es tan inocente *o* *love* *Se lo come* *—————*

    Jajajajaja y Yato me mato, a la final igual no pudo recistirse 😛 !

    Te voy a cobrar esa segunda parte n//n … SI soy yo Marion nwn ! ahora si te deje Review porque no me resisti y lo volvi a leer xDDDDDDDD ! .. conti conti *o*

    Aaww te amo/odio ! 😀 .. cuidate y recuerda que nunca dejare de acosarte porque eres la causante de mi trauma (?) xD

  7. -esta de colada-
    Goshhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh~!
    Regulus x Yato
    ❤ como amo a este par, pfff~ el 'gran Yato' lol.
    Pobree xD su mente le gritaba marica a cada nada (oh vamos yato, sabes que lo eres (?), o al menos por regulus te vuelves (???)-
    awwwwwwwwwwwwwwwwwwwww OMG regulus tan inocente me mata TwT mi amiga ya me pego su amor-maternal enfermo por el xD

    esta pareja me puede y aunque el final fue algo angst lo amé ❤
    ojala y puedas escribir más de este par ;3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s