Te Ataré 350 palabras

En el templo de Virgo, te vi. Cabellos que se alzaban al aire como hilos de luz, alrededor de un aura divina. Etéreo, inmaculado, inalcanzable. Asmita…

Acerque mi mano forrada de oro. Te miré. Parpados cerrados sellados de la luz. Mi luz, Asmita…

Anuncios

En el templo de Virgo, te vi. Cabellos que se alzaban al aire como hilos de luz, alrededor de un aura divina. Etéreo, inmaculado, inalcanzable. Asmita…

Acerque mi mano forrada de oro. Te miré. Parpados cerrados sellados de la luz. Mi luz, Asmita…

Tú que no me miras, no me hablas, no atiendes a mis búsquedas. Tú que te escurres, eres como luna… Cuando estoy a lo alto, te escondes y cuando me voy, apareces. Asmita…

¿Por qué me huyes? ¿Qué hay de malo en mí? ¿No te es válido mi título de dorado? ¿No te es suficiente mi reputación en el santuario? Asmita…

Me frustro… me llena de rabia… ira… dolor… Que me excluyas a mí, precisamente tú…

Y sin embargo, cuando cumpla mi objetivo… cuando me tocaré escoger a alguien para estar a mi diestra, a mi lado, digno de mí; te escogería a ti, Asmita…

Tú serías mi diestra, tú, dios encarnado. Tú quien te alejas, te ataré a seguirme para siempre. Tú, Asmita, estarías a mi lado, irremediablemente… Te cautivaré en mi poderosa gravedad…

A ti, luna llena, Asmita…

Es una promesa, sellada con ahora mis labios…

Mientras de nuevo, me ignoras…

Conforme vuelas lejos de mí, Asmita, en un lugar desconocido… Yo, Aspros de Géminis, profano tus labios…

Y desaparezco…

————————————————————————-

—Shaka de Virgo, a sus órdenes.

Cabellos dorados que se escurren en el mármol… armadura dorada, cuerpo de niño, parpados sellados, la misma alma.

Asmita…

El gran patriarca, escondido tras los mantos ceremoniales, ocultaba el rostro de un impostor. La mitad de su alma infectada por un deseo de siglos ahora consumado, no vería descanso hasta tener su último gran anhelo. Por fin lo había logrado. Fueron dos siglos, no en vano.

El deseo de Aspros…

—Shaka de Virgo, desde hoy, tú serás mi diestra. Mi más cercano, tendrás el honor de aprender a mi lado la sabiduría que he recolectado durante estos dos siglos de vida.

Te ataré a seguirme para siempre…

—Será un honor, su excelencia.

Estarás a mi lado…

Virgo aceptó, honrado. Géminis sonrió, satisfecho.

Te cautivaré en mi poderosa gravedad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s