Tiritar (Kanon x Mu)

Todo había empezado con noches titiritando en la soledad.

Anuncios

Temas: Canon, Romance
Personajes: Kanon x Mu
Resumen: Todo había empezado con noches titiritando en la soledad.
Dedicatoria:  Para mi amada geme ♥ ¡Sé que los ama y no pienso irme de este evento sin traer al menos dos más! Gracias por ser como eres y estar en mi vida. ¡Te adoro geme!
Comentarios adicionales: Siguiendo la línea de la lluvia en el Kanon x Mu.

Lo siempre falso

Cuando caía la lluvia, siempre era lo mismo. La fiebre, el ardor y la ansiedad. Un cúmulo de perfectos síntomas para tirarlo a la cama y hacerlo tiritar. Una fórmula exacta. Allí, rendido, había empezado.

Con la lluvia.

Lo veía llegar. Su cabello áspero se colaba entre sus hombros cuando lo sentía ya sobre sí, cortándole las intenciones de escapar. Lo había confundido con la fiebre, de momentos con la calentura de su cuerpo. Pero cuando ese calor se convirtió en otro más húmedo supo discernir que no se trataba de ningún juego de su mente.

Las manos no eran imaginarias. Ni los ojos. Ni los besos. Tampoco las profusas respiraciones y el cándido aliento que golpeaba a su nariz. Ni su voz «¿Qué hablaba?» parecía una creación de su cabeza. Todo era vivido, sentido y experimentado. Prontamente, también esperado. Cada noche de lluvia, cada otoño. Cada momento en que él aparecía a lloverlo todo.

A llenarlo de sí.

A destruirle la soledad y dejarlo sobrado de certezas en retazos de imágenes que bien recordaba. Sin nombre y sin diálogos. No existían palabras para ellos.

Las caricias fugaces, los escombros enredados entre el ruido de la lluvia. Él. Mu entendió que cada vez que intentaba mirarlo fijamente, tenía que ceder a la apetencia de sus párpados al cerrarse de placer. Era un escarmiento, el castigo por tratar de develar el secreto, ese que debía permanecer intacto. Así como él y las sombras. Como destinado a ellas y condenado a seguirlas. A su vez, alimentado del anonimato que la oscuridad y la fiebre le otorgaba. Debía permanecer así.

Y él lo precedía. Un cómplice de su propio engaño y un ejecutante de su propia traición. Tendido en la cama, fingiendo fiebre: esperaba.

El venía.

Y escapaba con el rocío del amanecer.

Lo siempre cierto

La lluvia había sido el presagio de los dioses, y él no escuchó. No del todo. Su maestro le había indicado que ante la lluvia, él debía ser la montaña inamovible.

¿Lo fue?

Lo ponía en duda. Las noches en Jamir —mientras llovía— era todo menos montaña. Era barra de fuego rojo en manos de negras bases, escondiéndose en la penumbra del silencio otorgado y obedecido. Era nada convertido en su todo. Un hoyo negro que absorbía de él lo que no podía llenar ni en la soledad, ni con la distancia.

Era olvido. Y era esperanza. Más no una fuerte roca inconmovible, no el hombre que fue.

Lo había reconocido de lejos y había callado lo inaudible. Tras la lluvia, se halló esperando lo que jamás vendría. Enemigo de su autocastigo y enemigo ahora de su dios. Enemigos que se habían condenado a un juego donde jamás se obtendría respuestas. Tampoco las esperaba.

Lo que anhelaba era dar unas gracias.

Ante la certeza de lo imposible, Mu mudó su expresión a la resignación. La lluvia murió. Él murió. No había nada que se pudiera hacer en el juego del destino al que pertenecía.

Observando con atención las ruinas húmedas por la última lluvia, el sol dejaba trazos rojos donde después habría negro. La noche estaba por llegar. Dio la espalda, y decidió descansar mientras esperaba el momento en que el reloj de fuego se encendiera por fin. La hora final.

Un paso. Silencio.

Se detuvo al observar las negras líneas en los grises mármol y la luz que se volvía en sombra. Soltó el aliento «caliente». Sintió la piel «fría». Comenzó a tiritar.

Y no había lluvia que justificara las acciones programadas. No era necesaria.

Tampoco las palabras.

Cuando llegó, se dejó arrastrar.

Supo que sería la última vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s