Confesión (Radamanthys x Kanon )

Kanon necesitaba decirle algo esa noche.

Anuncios

Temas:  Lemon, Trio, Incesto
Personajes: Saga, Radamanthys, Kanon
Resumen: Kanon necesitaba decirle algo esa noche.
Dedicatoria: Para Lady Gemini, ¡que pidió este deseo y lo debía!
Comentarios adicionales: Espero les guste :3

Confesión

Lo había invitado a su departamento, aprovechando que su hermano no estaba. Con seriedad que era rara en él, manejó la camioneta en silencio mientras la música de algún grupo de rock sonaba en su reproductor. Radamanthys había soltado un suspiro aburrido, pensando en qué clase de cosa tendría que hablar. Llevaba ya seis meses con él, dos desde que conoció a su hermano precisamente después de un «tenemos que hablar», por lo cual, esa expresión le hacía pensar en alguna clase de paso que daba mayor solidez a su relación, o algo que tuviera que ver con más compromiso o responsabilidad. Y eso era la parte que lo aburría.No le gustaba la idea de tener que amarrarse a una persona tan temprano. Precisamente, por eso huía de la relación con mujeres. Demasiado territoriales y posesivas, empezaban a hablar de futuro después de estar en cama tres veces; esa era la manera más efectiva de hacerlo desistir.

Y no era que fuera enemigo del compromiso, simplemente él era quien iba a dar el paso. En ese momento, sí que no aceptaría un no por respuesta. Pero como hasta ahora las parejas ni siquiera le habían permitido acomodarse antes de soltar la vista a futuro, él no había pensado en asentarse en una relación formal.

Con Kanon, las cosas no tenían esa clasificación. Comenzaron de un modo vertiginoso, en medio de acostones esporádicos hasta que la comunicación empezó a ser necesaria. Kanon nunca hablaba de futuro, al menos que se tratara de comer o viajar. Nunca de nosotros, al menos que Radamanthys diera pie a ello. Eso le permitía la confianza de acomodarse, tanto que el día que le tocó conocer a su hermano, no había significado mayores contratiempos.

Además eran gemelos… no necesitaba siquiera construir fantasías  de cómo sería tenerlo al doble cuando sí existía un hermano del mismo rostro con personalidades distintas.

Obvio, eso nunca se lo diría.

Mucho menos en ese momento que la tensión de «tenemos que hablar» se evaporó al sentir a Kanon encima suyo nada más al entrar al departamento. Al apreciar la fuerza con la que empezó a quitarle la ropa y la sensualidad que aplicó para bajar sus pantalones y comenzar la felación. En el mueble de la sala, Radamanthys podía contar las estrellas y no porque hubiera un ventanal: simplemente lo hacía con los ojos cerrados. Tenía las manos en el cabello de Kanon para agradecerle su atención mientras los chapoteos aumentaban.

Lo que tuvieran que hablar poco le importaba, los sonidos húmedos que provocaba Kanon al juntar sus labios con su pene le resultaban más atractivos. Por esa razón, ausente incluso de sí mismo más que del placer, no escuchó cuando la puerta se abrió y se cerró hasta que fue demasiado tarde.

Abrió los párpados al sentir la ausencia de la boca de Kanon rodeando su miembro y se encontró con la sorpresa de ver al hermano mayor, parado frente a la puerta con una mirada que no se decidía entre verlo a él despeinado, ver a su hermano o ver al glande enrojecido y expuesto ante sus ojos.

Esperó en silencio que algo ocurriera: o Saga se fuera a su habitación o Kanon le reclamara, pero, lo que ocurrió no estuvo en sus opciones. No, no lo habría imaginado. Expandió sus ojos lo más que pudo para ver la enferma imagen de Kanon, tomando a un Saga que empezaba a arder en colera en un beso que rayaba a desesperación.

—¡Qué demon…!

No pudo terminar la frase cuando contempló la forma en la que Saga apretó su nuca para reclamar, en medio de besos y mordidas, su estado de malestar. Kanon respondió con la maldita sonrisa que solía soltar cuando se besaban de esa forma y Radamanthys no supo si era celos o era pasión lo que ardió en su estomago.

Cuando el beso —por fin— acabó, Radamanthys le miró con expresión endurecida. Kanon se apartó de Saga, observó a su acompañante y ladeó una sonrisa sagaz.

—Bueno, de esto teníamos que hablar. —Y extendió las manos como si se tratara de un maldito escenario. Radamanthys miró a Saga, éste le devolvió la mirada y luego ambos la fijaron sobre Kanon cada quien con sentimientos encontrados—. Ahora, ¿qué haremos con eso? Por qué yo no pienso hacer nada.

—Termina lo que empezaste.

La voz de Radamanthys brotó ronca con ese pedido. Miró a Kanon y luego a su erección dolorosa esperando por atención. Entonces éste vio a su hermano y al no notar ningún tipo de queja, fue hasta Radamanthys para acabar.

Apenas Kanon inclinó su rostro, Radamanthys destinó una mirada a Saga con una idea en su mente. El hermano lo observó primero extrañado, pero las señas fueron bastante claras. Ladeó una sonrisa al ver a Saga acercarse a su hermano y aprovechar la posición para hacerle saber su opinión al respecto.

La cara de Kanon desde su lugar privilegiado no pudo ser mejor. Después de que ambos obtuvieran su orgasmo, sí podrían hablar.

One thought on “Confesión (Radamanthys x Kanon )

  1. Jajaja, cuando no Kanon, “¿y que vamos a hacer? yo no piensa hacer nada” xD dejando el embrollo en manos de alguien más. Ah, pero que suceso tan inesperado para Saga y para Rada, pero hermoso! *w* – sangre de nariz – que afortunado el bendito Juez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s