2 + 1 (Aspros x Asmita x Defteros)

En el juego de tres siempre hay uno en la corona.

Anuncios

Temas:  Universo Alterno
Personajes: Aspros, Asmita, Defteros
Resumen: En el juego de tres siempre hay uno en la corona.
Dedicatoria: A todos los que les guste este trío.
Comentarios adicionales: Espero que se entienda este pequeño juego de rompecabezas.

El segundo

Defteros  se preparaba mentalmente para hacer su respectivo berrinche. Iba a comer poco de la comida, a quejarse de todo lo que probara, a mirar despectivamente al Hindu y a reprocharle a Aspros por tan mal gusto, todo de forma abierta y transparente. También pensaba tirar —sin querer— el agua y al tratar de ayudar, tirar algunos de los platos. Aspros se la pasaba hablando de los inigualables dulces que él chico hacía, pero ni aunque ya los hubiera probado bajo engaño y hubiera constatado esa verdad, lo iba a admitir. Simplemente no.

Ese tal Asmita era su enemigo capital. Su hermano fue capaz de abandonar el calor de su lecho, por ese ser. Justo cuando empezaba a titubear entre si era correcta o no su relación, su hermano halló un modo bastante rápido de dejarlo a él con sus pensamientos fatalistas y tener a su vez mucho consuelo. Demasiado. Noches enteras de consuelo mientras él mordía los celos.

—Compórtate. —Le escuchó. Respondió con un gruñido.

Cuando llegaron a la puerta, ya Defteros preparaba su mejor cara anti-amigo. El problema ocurrió cuando abrió. La sonrisa del joven rubio y sus párpados cerrados le cortaron la lengua.

—Bienvenidos. —Sentenció.

Estaba atrapado.


El primero

Todo empezó cuando su hermano dijo: Creo que esto está mal. Al parecer, había tardado unos cinco años más que él en asumir lo abominable que era su relación, al punto de satisfacer entre ellos todas sus necesidades. Todas. Aspros pensó manejarlo, pero cuando Defteros se hizo cada vez más renuente de ceder a sus caprichos, él decidió dejarlo solo. Que notara su ausencia. Que necesitará de él. Que fuera él quien fuera a rogar en las noches por una caricia.

Al principio había sido un suplicio. Defteros se estaba tomando demasiado tiempo en recaer a la necesidad. Molesto y abrumado, había decidido ir a aquella librería a buscar que comprar y lo consiguió a él. A Asmita.

Pensó en un juego de dos: Presentar a Asmita con Defteros, provocar sus celos y quedarse con los dos en un tratado de ambivalencias en blanco y negro. Saboreaba las tardes con Asmita, las noches con Defteros y la perfecta mentira aprovechando su ceguera.

Pero, no estuvo en sus cálculos. No eso.

Asmita le sonrió como si fuera dueño de la verdad. Defteros estaba con los ojos como platos.

—¿Qué dijiste?

—¿Qué me gusta Defteros?

—¿Y yo? —Sonrió con suavidad.

—Tú también.


El del medio

Era ciego, más no tonto. Asmita se regocijó cuando después de unos días de inmenso silencio, el mayor se dejó escuchar. Le había dicho que era inconcebible, que jamás había esperado que él pudiera sentir algo por dos personas. Asmita había sido también muy elocuente. Había comparado el lazo que tenía con su hermano y el suyo propio, que debía ser lo suficiente fuerte como para que el orgulloso hombre estuviera allí. Lo dejó sin razones válidas. Le escuchó partir sin una respuesta.
Pero Asmita, además, era paciente. Al cabo de una semana fue Defteros quien lo había buscado, con ánimos de negociar. Asmita era manipulador: un poco de palabras y otro mucho de manos sirvieron para darle a entender que no había otra manera. Los dos gemelos lo querían, él los quería a ambos. ¿Cuál era el problema? Total, la naturaleza ya había sido blasfemada.

Vestido con una bata de seda, recibió a su amigo con una taza de té. Aún llevaba el aroma de ambos en la piel.

—Te diste cuenta que el mayor tenía algo con el menor.

—Así es.

—Y decidiste inmiscuirte.

—Quería entender por qué antes de juzgar. —Le sonrió—. Conseguí muchos por qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s